Viajar con poco equipaje, reconozcámoslo, ¡es un placer! Si las características o circunstancias de nuestro viaje nos lo permiten, viajar con una maleta de cabina o incluso con una sencilla mochila, puede permitirnos ir más relajados y ligeros. Pero lograr un equipaje escueto y eficaz, que no falle ni por exceso ni por defecto, es complicado, aunque no imposible. Por eso en Gabol hemos recogido las claves para lograrlo. Fundamental: las prendas que escojas y su colocación. 


.

Viajar con poco equipaje es una gran comodidad. No siempre es posible, ya que si viajamos a un destino lejano, durante muchos días, con niños, etc., vamos a necesitar llevar muchos enseres y por tanto, nuestro equipaje será considerable. Pero hay muchas otras ocasiones en las que sí podemos reducir al máximo nuestro volumen de equipaje, de tal forma que podamos viajar con una maleta de mano o incluso tan sólo con una mochila. Eso sí, viajar con poco equipaje no es sinónimo de dejarnos pertenencias imprescindibles o elegir poco sin orden ni concierto, el secreto está en saber escoger artículos versátiles y necesarios.

.

Las prendas clave 

Elegir la ropa para nuestro equipaje no es tarea fácil. Cuesta mucho prever qué vamos a necesitar durante nuestra estancia, y este quebradero de cabeza en muchas ocasiones termina con una mala elección de las prendas por exceso o defecto. Tal vez no exista la ecuación de prendas perfecta para toda ocasión o destino, pero hay una que se acerca mucho. Allá va: un suéter informal, un par de pantalones vaqueros o pantalones de diario, un par de camisetas básicas y una camisa clásica harán maravillas desde el punto de vista de la función y la moda. Consejo: busca que todas las prendas combinen entre sí, así podrás utilizarlas indistintamente y componer muchos looks distintos.

.

¿Cómo saber si un artículo es imprescindible?

Cada vez que prepares tu equipaje, es muy probable que de entrada quieras llevarte más cosas de las que necesitas. Por eso, si quieres viajar con poco equipaje, antes de colocar cualquier artículo en tu maleta, hazte esta pregunta: ‘¿Realmente lo necesito?’.  Sólo si tu respuesta es un gran SÍ, cógelo. Porque, ¿es necesario llevar tres suéteres o de diferentes estilos pudiendo incluir sólo uno básico y versátil? Probablemente no.

.

La importancia de saber doblar y colocar

Una vez elegido tu vestuario, es hora de componer un embalaje estratégico. Y aquí juega un papel fundamental el correcto doblado de las prendas. Marie Kondo y su arte japonés de ordenar y organizar, es sin duda una buena guía. Sus métodos de doblado táctico no sólo te ayudarán a ahorrar espacio, sino que también te salvará de encontrar tus prendas arrugadss (te puede interesar leer: Cómo evitar que la ropa se arrugue‘). El método Kondo contiene muchos pasos específicos para cada prenda (camisas, suéteres, pantalones, calcetines, etc.), pero lo cierto es que el denominador común (la clave de todos) son los pliegues. Las piezas se van doblando a cada paso en formas rectangulares y bien lisas, hasta poder quedar de pie. Puedes ver uno de sus vídeos totorales aquí.

Una vez seleccionadas y plegadas todas las prendas, Kondo recomienda colocarlas una al lado de otra como si de una librería se tratara (como hemos dicho, la forma de plegarlas permite que se queden como libros que se aguantan por el dorso). Por último, una vez colocada la ropa, aprovecha los espacio vacíos que se generarán alrededor para colocar accesorios y otro tipo de artículos.

Viajar con poco equipaje - Gabol

Mochila Dallas de Gabol.