La temporada de tulipanes en Holanda es una de esas cosas en la vida que uno debe anotar (y tachar) en su lista de deseos. Comparable al hanani o floración del cerezo en Japón, desde mediados de marzo y hasta mediados de mayo, una parte de Holanda se convierte en un gigantesco mar de flores. Y no cualquiera, Holanda se llena de tulipanes. Una cotizada flor tanto por su belleza como por su fotogenia. Por algo Instagram es el más colmado campo de tulipanes… Si tú también quieres caer rendido ante estos coloridos paisajes sin fin, ¡haz las maletas! Te contamos dónde están los mejores.


.

La temporada de tulipanes en Holanda es uno de los fenómenos naturales más bellos de Europa. Las condiciones climáticas del país, con sus largas primaveras de noches frías, hacen de éste el lugar perfecto para cultivar el tulipán. Desde mediados de marzo y hasta finales de mayo, el paisaje holandés se torna como aquel famoso cuadro de Van Gogh: ‘Campos de tulipanes’, una colcha de retazos multicolor. Sólo hace falta escuchar las cifras: durante la primavera solo en el parque floral de Keukenhof en Lisse, florecen más de 7 millones de bulbos de flor. Este parque ubicado a tan sólo 15 minutos en coche de Leiden y 30 de Ámsterdam. es la exposición de flores más grande del mundo.

Pero no sólo en Keukenhof puedes admirar este maravilloso fenómeno, hay muchos otros campos en los Países Bajos donde disfrutar de la temporada de tulipanes en Holanda. La mayor parte de ellos está en el pólder Noordoostpolder, en la provincia de Flevoland. También, los campos de bulbos que se extienden por la costa de La Haya y Leiden hasta Alkmaar, en el norte, son una maravilla. Aunque basta con darse una vuelta en tren o bici por los alrededores de las ciudad bici para admirar los vastos campos en flor. Y cómo no, si viajas hasta Holanda en esta época, no puedes perderte la subasta de flores más grande del mundo: FloraHolland en Aalsmeer, también a 30 minutos en coche de Ámsterdam.

Foto de portada: Maleta Air de Gabol.