Desvelamos 7 grandes secretos de Menorca, la isla balear que todos aman. Bodegas locales, rutas de senderismo, mercadillos, bares y restaurantes que frecuentan los isleños, el legado histórico de talayots y mucho más. En Gabol cogemos la mochila y nos vamos de ruta exclusiva -y muy oriunda- por las joyas escondidas de una de las islas más populares y auténticas del Mediterráneo.


.

1. Menorca y su vino

Explotada por lo ingleses en el siglo XVIII, la producción vinícola de Menorca fue recuperada a finales del siglo XX por un grupo de jóvenes emprendedores. En la actualidad, ocho bodegas realizan excelentes elaboraciones a partir de diferentes tipos de uva, y gozan de una excelente proyección. De entre las más conocidas y recomendables, destaca Binifadet la más popular fuera de la isla; Son Cremat o Sa Cudia, cuyas viñas se encuentran dentro del parque natural de S’Albufera d’es Grau; y Ferrer de Montpalau, entre los pioneros del vino menorquín.

2. Mahón: restauración, compras y cultura 

Mahón está repleto de tiendas y restaurantes de calidad. Para tomar algo, muy recomendable el American Bar y el Andalucía; para comer, el bar-restaurante el Casino de Sant Climent, de toda la vida, cocina menorquina bien elaborada; y cerca del mar, Miramar, en Cales Fonts, con unas tapas deliciosas. Para ir de compras, en Mahón hay dos grandes plazas: el Mercat des Claustre con puestos tradicionales de alimentación, souvenirs, artesanía, flores… Y el mercado de pescado, con productos frescos del mar y puestos de sabrosas tapas. Finalmente, en Mahón merece la pena disfrutar de la programación veraniega del Teatre Principal de Maó, que comienza en junio con la Semana de la Ópera.

..

7 secretos de Menorca - Gabol

. 

3. Ferreries, el mercado de productos locales 

Rural y auténtica, así es la Menorca que muestra el mercado de productos locales del pueblo de Ferreires (a 16km de Ciudadela). Los sábados por la mañana, los payeses de los alrededores de Ferreries se instalan en la plaza España para vender sus preciados productos autóctonos como quesos, embutidos, verduras, frutas o hierbas aromáticas.

4. Senderismo en el monte Toro

El monte Toro, con 358 metros de altitud, es el punto más alto de la isla. Las vistas de la bahía de Fornells y las calas de la costa norte son tremendas. Además, en su cumbre hay un conjunto monástico con una iglesia construida a finales del siglo XVI, y restaurada tras la Guerra Civil, que guarda en su interior a Nuestra Señora de Toro, una talla de madera encontrada en el siglo XIII. También, el santuario alberga una comunidad de monjas franciscanas de clausura que regentan una cafetería con magníficas vistas y excelentes meriendas.

5. Rutas talayóticas

Un talayot es una construcción prehistórica de Mallorca y Menorca que dio nombre a una etapa de la historia. Menorca, en concreto, es una isla rica en monumentos megalíticos con más de 1.500 yacimientos arqueológicos, de los cuales las rutas talayóticas permiten explorar los principales de la isla.

.
7 secretos de Menorca - Gabol
.
.

 6. Ciudadela y sus compras

Ciudadela tiene unos animadísimos mercados, como el mercado del pescado con género fresco; sus dos mercadillos ambulantes semanales en la Plaça del Born, con ropa y souvenirs; y sus tres mercados de artesanía: el Mercat Capilonch, el de Costa marina y el Artesanal.

7. La noche de Ciudadela

El puerto de Ciudadela es la zona más animada de la isla en lo que a fiesta nocturna se refiere. Locales como Kopas Club, TwentyNight Jazzbah, Shisha Club, Sakova, Café Gabanna o Sa Clau, cada uno en su estilo, hacen las delicias de turistas y locales.

.

7 secretos de Menorca - Gabol