Practicar yoga con niños es una gran opción para mantenernos en forma, mejorar la flexibilidad, tomar conciencia corporal, canalizar la energía, relajar la mente y fomentar el pensamiento positivo y la unión familiar. Además, es una práctica que podemos llevar a cabo en casi cualquier lugar de la casa, sin necesidad de grandes espacios. Si te inicias en la práctica con tus pequeños, toma nota de estos sencillos consejos. 


.

¿Te has planteado alguna vez practicar yoga con niños? Esta famosa práctica en adultos es un gran recurso para incorporar a nuestras actividades junto a los pequeños, sobre todo en aquellos momentos en los que pasamos más tiempo en casa y necesitamos mantenernos activos, conectados y positivos. 

Y es que la práctica del yoga revierte en una mejora nuestro estado de forma, flexibilidad, coordinación, concentración y la toma de conciencia corporal, nos ayuda a canalizar la energía, relajar la mente y fomentar el pensamiento positivo y la unión familiar. Por eso, incorporar la práctica de yoga en nuestra rutina con los niños puede ser una beneficiosa alternativa para todos. (Te puede interesar: Grandes libros de viajes para niños).

Si es la primera vez que vas a practicar yoga con niños -incluso si es la primera vez que lo practicas tú mismo-, estos 5 consejos pueden ser de gran ayuda. 

.

¿Cómo iniciarse en la práctica con niños? 

1-Escoge un espacio de casa confortable y ropa cómoda. No debe ser muy grande, solo es recomendable que esté despejado y te permita tener -preferiblemente- alguna esterilla o alfombra en el suelo. 

2-Sigue alguna clase online como las que te proponemos a continuación. Lo más importante es que sea una dinámica atractiva, ágil, variada e incluso divertida para los peques.

3-Plantea la práctica como un juego. Los adultos debemos practicar con los niños y plantear la clase como un divertido juego -sobre todo si son muy pequeños-, por ejemplo, mostrándoles las posturas como si estuvieran imitando a un gato o a otro animal. 

4-Mucho amor y dejarse fluir. Nada de grandes expectativas, lo más importante es disfrutar. Los niños expresan sus emociones con el cuerpo, y los adultos debemos guiarles, apoyarles, observarles y ayudarles desde el entendimiento, el respeto y el más profundo amor.  

5-Feedback positivo. Por último y fundamental si vas a practicar yoga con niños es que les animes. ¡Estimúlales diciéndoles lo bien que lo están haciendo! Haciéndoles comprender, eso sí, que no se trata de hacer esfuerzos intensos, sino moderados y persistentes. 

.