¡Madre no hay más que una! Y por eso se merece lo mejor. Cuida, mima, piropea, agasaja, disfruta de tu madre cada día, y el primer domingo de mayo hazlo un poquito más. Tenemos 5 grandes planes para el Día de la Madre que os harán vivir un momento de esos que no se olvidan. 


.

Un capricho gourmet

¡Sorprende a la mujer de tu vida con una experiencia gastronómica! Cocina algo rico, prepara un picnic, invítala a su restaurante favorito o prueba nuevos sabores en algún nuevo lugar. ¿No dicen que se conquista por el estómago? Haz de este día un sabor para el recuerdo.

Un momento de relax

Seguro que tu madre se ha llevado algún que otro disgusto que otro ‘gracias’ a ti. Y seguro que después de todo lo ha perdonado y guardado en el cajón de los olvidos. ¡Mímala más que nunca! Escoge entre todos los planes para el Día de la Madre el más relajante de todos, que bien se lo merece. Una jornada de spa, un buen masaje, un tratamiento de belleza… Y comparte con ella este día, será un detalle inolvidable.

Una mini swap party

Si tu madre es una apasionada de la moda y de las compras, ojo a este plan para el Día de la Madre.  ¿Cuántas veces hemos abierto el armario de nuestras madres y les hemos robado ropa? Organiza una swap party con ella (sus amigas, tus amigas, entre nosotras, en familia…). Son la última moda. ¿En qué consiste? Se trata de celebrar una pequeña fiesta en la que la principal finalidad es intercambiamos ropa que ya no usamos.

Un teatro, exposición, recital, concierto…

Otro gran regalo experiencia para tu madre en este día tan especial será asistir a su actividad cultural favorita en buena compañía. Saca entradas para disfrutar junt@s de una buena obra de teatro, la última exposición itinerante de vuestro museo favorito, un recital de poesía contemporánea, un concierto de ese grupo mítico que viene a tu ciudad… Échale imaginación y sorpréndela con unos boletos más ilusionantes que la mismísima lotería: un plan madre – hij@.

Tarde de cine, música, juegos… en casa

Otro de los planes para el Día de la Madre más sencillo pero realmente divertido es montar la party en casa. Opta por el planear las actividades que más le gustan: maratón de cine, pruebas de baile, juegos de mesa, lecturas dramatizadas. poner orden en sus cosas con el método Kon Mary… ¡Lo que sea! Aquí se trata cocer bien a esa gran mujer y hacer de sus pasiones la tarde más divertida en familia.

.