This is Halloween! Detrás de la noche de brujas hay una gran historia que da sentido a todas sus tradiciones. ¿Por qué encendemos calabazas? ¿A quién pertenece ese rostro tallado? ¿Qué pasa si aceptamos truco en vez de trato? Supersticiones, leyendas y curiosidades. El auténtico origen de Halloween al descubierto. 


.

El origen de Halloween se remonta al antiguo festival celta de Samhain, que significa fin del verano en irlandés antiguo. «El pueblo céltico vivió en el norte de Francia y las islas británicas. Practicaba las artes ocultas y adoraba a la naturaleza, a la que atribuía cualidades animísticas o sobrenaturales», explican los autores John Ankerberg y John Weldon en su libro ‘Facts on Halloween’. Una celebración que honraba el final de la cosecha y la llegada de la estación de la muerte: el invierno (el verano era la de la vida). Entonces los conocidos druidas, hechiceros de la antigua Britania, danzaban alrededor de una fogata con el objetivo de ahuyentar a los malos espíritus durante 3 días y 3 noches.

Los celtas creían que los espíritus de los muertos regresaban la noche del 31 de octubre a visitar el mundo de los vivos. Los pueblos celtas se quedaban totalmente a oscuras, para dar la bienvenida a la estación más oscura, y solo eran iluminados por las gigantescas hogueras que los druidas encendían en las colinas. Entorno a las hogueras, la gente danzaba con grotescas máscaras simulando que eran perseguidos por los malos espíritus. Al día siguiente en las cenizas, los druidas leían el futuro de la comunidad para el nuevo año que comenzaba.

La celebración del Samhain, esta fiesta pagana origen de Halloween, desapareció con la romanización. Sin embargo, tal fue su calado que tras varios intentos de hacer olvidar tan señalada fecha, el Papa Gregorio IV proclamó 1 de noviembre la fiesta de «All Hallow’s Eve» (Todos los Santos), término que derivaría en el actual Halloween. En 1840 los inmigrantes irlandeses llevaron la festividad a USA y Canadá, donde quedó arraigada. En 1921 se celebró el primer desfile de la noche de brujas en Minnesota, momento que marca el inicio de la tradición moderna de Halloween.

Fue entonces cuando tomó fuerza la leyenda de Jack O’Lantern, un granjero que desafió al diablo y quedó condenado a vagar toda la eternidad con un nabo por linterna. La tradición celta en Irlanda y Escocia era dar forma a los nabos (y posteriormente a las calabazas pues son más fáciles de manipular) con la cara de Jack. Las calabazas eran colocadas en las ventanas para asustar al diablo y a todos los espíritus malignos. Y cada 31 de octubre, cuenta la tradición que el espíritu de Jack surge la noche de Halloween pidiendo «truco o trato» de casa en casa. Lo mejor es tratar, porque si eliges un truco, Jack usa sus poderes para maldecirte.

.

Las 5 celebraciones más famosas de Halloween

.