Encontrar la mochila para senderismo adecuada es uno los aspectos más importantes a la hora de salir de ruta. Sus características y qué elementos debes llevar son cuestiones importantes a la hora de escoger y prepara tu mochila. Con la llegada del buen tiempo, seguro que te apetece salir a hacer excursiones por la montaña, pues resulta una forma muy divertida y saludable de desconectar. Veamos qué características debe tener una buena mochila para senderismo y qué cosas son imprescindibles.


.

¿Cómo debe ser?

Lo primero son las dimensiones. Lo ideal para una mochila de senderismo es escoger un tamaño medio, porque seguramente no pasaremos más de una jornada fuera. Una capacidad de 10 litros es genial, cómoda de llevar y no te permite sobrecargarla demasiado de peso. Otra cuestión importante es que disponga de algún bolsillo exterior que te permita tener acceso directamente a lo que quieras tener más a mano, sin necesidad de remover el contenido completo. También, es conveniente que dispongas de una funda impermeable para resguardarla de la lluvia. Otra cuestión clave son las tiras ajustable exteriores, que nos permitan fijar bien la carga y nos aporte mayor seguridad en el movimiento, además de permitirnos colgar otros elementos como la cantimplora. Y por último, buenas costuras, cremalleras resistentes y cómodo tirantes por supuesto ajustables para adaptar la mochila de senderismo a nuestras medidas.

.

Mochila Side de Gabol.

 

¿Qué debemos llevar?

Una vez escogida nuestra mochila de senderismo perfecta, es importante decidir qué debemos llevar para nuestra salida a la montaña, teniendo en cuenta que se trata de una excursión relajada y de escasa dificultad. Lo primero para escoger nuestros enseres para la ruta es hacernos una lista con lo esencial y repasarla antes de la salida para garantizar que no se nos olvida nada. No se trata de organizarnos un equipaje como si de un viaje se tratara, pero sí conviene prestar atención a este punto y escoger bien.

Ropa y complementos: Aunque debemos tratar de evitar el exceso de peso y volumen en nuestra mochila (por lo que es mejor llevar la ropa que vayamos a llevar puesta), en determinadas ocasiones no está de más llevar algo de ropa en nuestra mochila de senderismo que nos permita adaptarnos a las posibles variaciones del tiempo. En otoño e invierno será especialmente útil llevar un cortavientos, un forro polar y unos guantes que nos permitirán adaptarnos a casi cualquier condición meteorológica. Un pañuelo, una gorra o sombrero y un chubasquero tanto en verano como en invierno también nos pueden ser muy útiles. Y cómo no, gafas de sol.

Gadgets: Hay muchísimo elementos importantes que podrías llevar en tu mochila de senderismo, pero es importante saber elegir, ya hemos dicho que no queremos exceso de peso. Esa elección dependerá mucho del tipo de ruta que hagamos, su dificultad, nuestros intereses, etc., pero hay algunos enseres básicos que conviene tener siempre en cuenta. Toalla de secado rápido; bastón de senderismo para zonas puntuales o para todo el camino, según lo necesites; bidón de agua o cantimplora (a poder ser provisto de una funda térmica). En época de frío, también puede resultar apropiado llevar un pequeño termo con alguna bebida caliente. Igualmente resulta indicado disponer de una navaja multiusos. Algo de comida como fruta, barritas energéticas, frutos secos… Un mapa de la ruta a seguir y algún dispositivo que nos permita orientarnos. Y por último, un pequeño botiquín, pañuelos de papel y una bolsa de basura vacía. 

Imagen Gabol.

.