Conoce cuáles son las mejores maletas para viajar en coche según tus necesidades. Y es que, ahora más que nunca, el coche es un medio de transporte excelente para nuestros desplazamientos. Comodidad, flexibilidad y espacio personal para pasajeros y equipaje. En Gabol repasamos cuáles son las mejores maletas (tamaño, material, tipología…) para organizar tu próximo viaje en coche.


Colección Concept de Gabol Travel.

Elegir las maletas para viajar en coche es esencial a la hora de emprender tu viaje por carretera. Nuestros vehículos tienen unas dimensiones determinadas y, al igual que al tomar cualquier otro medio de transporte, debemos tener en cuenta sus posibilidades y prestaciones de tal forma que podamos optimizar al máximo el espacio y viajar cómodamente.

Ahora más que nunca, la idea de poder realizar nuestras escapas utilizando como medio de transporte nuestro propio coche (o uno de alquiler), es una opción de lo más recomendable. El coche nos garantiza comodidad, flexibilidad y espacio personal para pasajeros y equipaje, algo realmente preciado en lo que a los desplazamientos de refiere. Es por ello que, saber escoger las maletas para viajar en coche más adecuadas es muy importante a la hora de organizar tu viaje.

El equipaje es siempre una cuestión principal en cualquier planificación, pues se trata de disponer todo aquello que necesitarás durante tu estancia y que deberás llevar contigo desde el inicio y hasta tu regreso. Para prepararlo, no solo es importante saber qué enseres necesitarás llevar según el destino al que te diriges o cómo organizarlos (te puede interesar leer: Cómo organizar una maleta Konmari), sino qué maleta escoger (te puede interesar leer: Consejos para elegir maleta), y para dicha elección el tipo de transporte que elijas es fundamental.

Si decides viajar en coche, lo primero que tendrás que tener en cuenta es el número de personas y las dimensiones de tu maletero, para así poder hacer una estimación del número de maletas de que puedes disponer y sus dimensiones. El tipo de maletas más adecuadas para tu vehículo dependerá en gran medida de estos dos factores.

De izq. a dcha. bolsas de viaje Mailer, Giro, Reims, Nordic, Board.

Por lo general, el principal objetivo a la hora de disponer nuestro equipaje en el maletero es lograr optimizar al máximo el espacio, por lo que las maletas de tela blandas o bolsas de viaje suelen ser la mejor opción. Gracias a su cuerpo ‘flexible’, este tipo de maletas son susceptibles de adaptarse al espacio con mucha más facilidad, lo que nos permite comprimirlas y adaptarlas a la forma de nuestra composición. Además, al tratarse de un tipo de viaje en el que nosotros somos los únicos que manejaremos el equipaje, no debemos tener miedo a sufrir golpes, tal y como solemos pensar cuando por ejemplo, viajamos en avión y la compañía aérea se hace cargo de nuestras maletas.

Las maletas rígidas son también una buena opción, sobre todo si ya sabemos que por sus dimensiones encajan en nuestro maletero y si transportamos algo delicado. Quizá, si vamos a apilar diferentes maletas o bultos en nuestro maletero y sabemos que hay parte de nuestro equipaje delicado, lo mejor es utilizar maletas rígidas que podemos aprovechar para disponer a modo de base y disponer los enseres delicados en ellas. Si lo necesitas, podrás combinar este tipo de maletas con otras más flexibles o incluso con bolsas de mano, mochilas con ruedas o mochilas de calle, para completar tu equipaje y lograr una mayor versatilidad a la hora de desplazarte en tu destino. No olvides que, una vez llegues, debes poder transportar todo lo que has dispuesto en tu maletero al lugar donde vayas a quedarte 😉

De izq. a dcha. maleta bolso con ruedas Week, maleta Vermont, maleta Paradise, maleta Concept.