Preparar equipaje en esta época del año es siempre algo más costoso y complicado que en primavera o verano. Nuestras prendas abultan más, llevamos más capas, hay más inclemencias meteorológicas… Conviene planificarse bien. En Gabol te proponemos 8 sencillos consejos para hacer una maleta de invierno que seguro te harán mucho más llevadera y efectiva la tarea, ¡y centrar tu atención en el destino! 🙂


..

1. Un lista sagrada

Haz una lista de todo lo que vas a necesitar teniendo en cuenta tu destino. Prepárala con antelación para poder ir completándola y clasifícala por prendas (ropa interior, zapatos, calcetines, pantalones…) y enseres. ¡Descubre nuestra packing list

2. Consulta el tiempo

Aunque parezca una obviedad, consultar la previsión meteorológica puede ser clave a la hora de hacer tu maleta de invierno. Evita sorpresas y consulta qué clima se esperan en el lugar al que vas a viajar, te ayudará a escoger tu ropa y enseres.

3. Elige lo básico y olvida los ‘por si a caso’ 

Para una buena maleta de invierno lo mejor es elegir prendas básicas y sobre todo si necesitas ahorrar espacio, lo mejor es que escojas las prendas más gruesas que más versátiles te resulten de tal forma que puedas llevarlas varias veces y cambiar las prendas interiores. Olvida los por si acaso y apuesta por buenas piezas que puedan darte muchos usos. Un abrigo básico, pantalones negros o vaqueros, camisas blancas, un par de jersey de colores neutros…

4. Utiliza bolsas de vacío

Éste es un consejo que viene bien para hacer una maleta en cualquier época del año. Las bolsas de vacío comprimen la ropa al máximo, de tal forma que su grosor se reduce a unos pocos milímetros. 

5. Enrollado siempre es mejor

Si hay una cosa que aprendimos del método KonMari (aprendimos miles, pero si debemos escoger una) a la hora de hacer maletas es que la mejor forma de ahorrar espacio y conseguir que la ropa no se arruga tanto es enrollar las prendas. Para tu maleta de invierno será todavía más importante este gran consejo, ya que las prendas por lo general son mucho más gruesas y abultadas que en el resto de estaciones. En este vídeo se muestra con detalle cómo puedes enrollar tus prendas de invierno y lograr optimizar al máximo tu espacio.

6. Los zapatos son un gran espacio

En una maleta de invierno todo espacio es bueno. Mete la ropa interior, los cinturones y demás objetos pequeños dentro de los zapatos. Asimismo, no guardes los zapatos juntos, colócalos mejor en bolsas individuales.

7. Los calcetines, tus aliados 

Los calcetines son al invierno lo que el bañador al verano, ¡una prende imprescindible en tu maleta! Asegúrate de llevar suficientes para no pasar frío. Y para empacarlos, haz una pelota con ellos y ponlos entre los huecos de la maleta al igual que la ropa interior, aprovechando todos los espacios.

8. No olvides tu paraguas

Imprescindible si viajas en invierno llevar contigo un paraguas o chubasquero por si la lluvia te sorprende. El tiempo es imprevisible, solo debes coger el más pequeño posible y colocarlo en un margen.

.