La llaman la selva mágica. Tiene una masa forestal de 20.000 hectáreas que se extienden entre Navarra y los Pirineos Atlánticos del sur de Francia. El otoño es su mejor época (por sus colores y su clima), cuenta la leyenda que seres mitológicos la habitan y a Hemingway se le ponían los pelos de punta al recordarla. Si todavía no conoces la Selva de Irati ¡aprovecha estos meses de octubre y noviembre! Su atmósfera te hará creer en la magia. 


.

La selva de Irati es siempre una buena opción para perderse y desconectar de la rutina. Naturaleza, relax, aire puro, vida animal, paisajes increíbles… La conocida como selva mágica es uno de los bosques más impresionantes de nuestra geografía, ubicado entre Navarra y los Pirineos Atlánticos del sur de Francia, y con una masa forestal de 20.000 hectáreas. Un plan perfecto para estos meses de octubre y noviembre, ya que el otoño es la estación más bella de este paraje por su clima y sus colores. 

hayedo_de_irati_4-_otono_de_2011

El Bosque de Irati tiene dos accesos principales: desde el pueblo de Orbaizeta (valle de Aezkoa) y desde Ochagavía (valle de Salazar), una aldea de poco más de 500 habitantes bañada por los ríos Zatoya y Anduña. Ambos están a una hora larga de Pamplona. Desde aquí y una vez emprendes el camino hacia el interior del bosque, las masas de hayas y abetos comienzan a crecer a tu alrededor. Y en otoño el paisaje es más bello que nunca, pues la naturaleza brinda una gama cromática de verdes, ocres y rojizos incomparable.

El camino en coche termina en el punto de partida de todas las rutas e inicio del corazón del bosque: Casas del Irati (Iratiko Etxeak), epicentro neurálgico del bosque con aparcamiento y servicios tales como bar o tiendas para los visitantes. Desde aquí parten numerosas rutas de un nivel asequible e ideales para hacer en familia: el Paseo de los sentidos (sendero SL Na 61A), el sendero del río Urbeltza (SL Na 62A), y el más típico: el Sendero del bosque de Zabaleta (SL Na 63A). Este último recorrido circular de unos 8km recorre -según cuenta la leyenda- el reino de Basajaun, Señor del Bosque: un personaje mítico, de fuerza sobrehumana, larga cabellera y estatura gigante. El mito aconseja no huir si nos cruzamos en su camino, pues si obedecemos sus órdenes se convertirá en nuestro guía protector en la visita.

Modelo maleta Iris de la Colección Travel de Gabol, en el tono ocre del otoño. 

El punto cumbre de esta ruta es el embalse de Irabia, uno de los lugares más mágicos del enclave. Su agua refleja los colores de las hayas creando una maravillosa estampaLa vuelta transcurre por la parte baja del bosque paralela al río. Según cuenta la leyenda, por esa zona es posible toparse con los Lamiak: seres mágicos que habitan en los arroyos. Algunas versiones cuentan que solo salen del bosque para atender sus labores nocturnas, otras sin embargo dicen que los días nublados sacan a pasear el espíritu de doña Juana de Labrit, reina hugonote envenenada en París, haciendo desaparecer a todo aquél que encuentran a su paso. Sea como fuere, el bosque de Irati esconde sin duda grandes y mágicos tesoros por descubrir este mismo otoño. ¿Te animas?

.