Es por todos sabido que hacer la maleta es una de las tareas más estresantes para el viajero. Eso sin contar el tremendo disgusto de dejarse olvidado al llegar al destino: cargador, cepillo de dientes y de más olvidadizos. Quizá ésta no sea la guía definitiva para hacer la maleta perfecta (cada uno tiene su estilo, y como manda la ley de la innovación: mañana siempre habrá algo nuevo), pero lo que sí es seguro es que esta serie de consejos te ayudarán (sí o sí) a preparar tu maleta del modo más óptimo, rápido y efectivo. 


.

¿Este 2018 te has propuesto ser más ordenado, más organizado, más previsor…? (Te puede interesar leer: ‘10 propósitos de Año Nuevo para viajar más y mejor‘). Los nuevos comienzos (sobre todo de año) son siempre un buen momento para marcarse retos y conseguir dejar atrás vicios y malas costumbres, mejorar y superarse. Pues bien, hacer la maleta perfecta no es pecata minuta, ¿qué tal si este año comenzamos nos tomamos en serio eso de organizar nuestro equipaje con orden y concierto? Por que, ¿quién no ha estrujado con todas su fuerzas el equipaje para poder cerrar la maleta con el fin de llegar a tiempo a coger un avión? Y de igual modo, ¿quién no ha hecho una lista desatallísima en la que, durante más de una semana, ha restado y sumado prendas a modo de Sudoku, con lavadoras y horas de plancha incluidas? En Gabol queremos ayudarte a ser ordenado, resolutivo y eficaz en la tarea de hacer tu maleta, para que ni te pille el toro ni termines dedicándole más tiempo del necesario, y consigas una maleta de 10 sin olvidar nada (Te puede interesar consultar nuestra: ‘Packing list: cómo no olvidarse de nada al hacer la maleta‘ y ‘Los 4 objetos más olvidados al hacer la maleta‘). He aquí algunos consejos fundamentales para hacer una maleta de forma óptima, rápida y eficaz: 

 

Utiliza una packing list

Te ayudará a marcar todo aquello que necesitas y que no quieres olvidar por nada del mundo. En Gabol hemos diseñado una perfecta. Descárgala aquí. ¡Será tu salvación!

¿Cómo hacer una maleta lo más rápido posible?

Una buena idea es tener siempre una maleta a medio hacer. Puede contener calcetines, ropa interior y una bolsa de aseo, algún pantalón y camisetas. Elige a poder ser una maleta con muchos compartimentos o bolsillos donde puedas guardar la ropa interior y la bolsa de aseo, y deja el compartimento principal para las objetos de última hora como ropa, cargadores, zapatos, etc.

Truco para ordenar la ropa

Una buena estrategia para empaquetar de forma rápida y ordenada, y que agilizará la tarea del desempaquetado, es tener tu ropa en una estantería-percha plegable (las que se pliegan como un acordeón), de tal forma que, una vez te pongas a hacer la maleta, sólo tendrás que descolgarla de tu armario y meterla directamente en la maleta (y viceversa).

¿Y los zapatos? 

Los zapatos suelen ser elementos voluminosos, por lo que para aprovechar mejor el espacio te recomendamos que rellenes de su interior con elementos como cargadores, calcetines, accesorios, etc. Y no olvides colocarlos de modo que la suela quede pegada a los laterales de tu maleta, esto garantizará que aprovechas el espacio al máximo.

¿Qué hacer con los productos de belleza?

A la hora de hacer la maleta, los productos de belleza, sobre todo líquidos, son un dolor de cabeza. La preocupación de que se vayan a derramar siempre planea sobre nosotros, por eso, te recomendamos una forma eficaz y muy sencilla de que evites este fatídico desenlace. Quita las tapas, cubre la parte superior con un pequeño trozo de papel transparente y luego vuelve a poner la tapa. De esa forma el riesgo de derrame se reducirá muchísimo. Y si quieres puedes además meter los productos en bolsas transparentes con cierre zip. ¡Máxima seguridad! 😉

¿Qué hago con los cables? 

Ese gran mundo el de los cables, que como los collares, siempre acaban enredados entre sí y por medio de nuestra ropa. Para evitar pérdidas y incómodos líos, enróllalos todos de forma ordenada y guardarlos en una funda de gafas vacía. Así siempre podrás encontrarlos y no hay riesgo de que se enreden.

Viaje de trabajo, ¿cómo guardar traje y camisa evitar que no se arruguen? 

Una investigación realizada por Opinion Matters en 2013 desveló en el Reino Unido que, con un 42%, el mayor dolor de cabeza para un viajero es encontrarse la ropa arrugada al llegar a destino. Y si viajas por trabajo y llevas ropa delicada como traje y camisa, mucho más. Nuestro consejo: dale la vuelta a la chaqueta y dóblala. Colócalos en la parte superior de la maleta, para evitar un peso excesivo sobre ellos. Por último, si puedes hacerte con una camisa ‘libre de arrugas’ y tenerla lista para cuando necesites hacer una maleta, mejor que mejor. (Te puede interesar leer: ‘Cómo evitar que tu ropa se arrugue en la maleta‘).