Un día en la perla del norte, guardada por La Concha más bella. En Gabol recorremos San Sebastián disfrutando en 24h de la magia de una ciudad distinta, con sus playas y sus montes, sus pinchos y fortunas gastronómicas, la vanguardia de sus calles y tiendas, y la tradición de sus gentes. 


.

San Sebastián es una ciudad mágica. Pero mágica en el sentido más estricto de la palabra, nada de retórica. En su costa pasan cosas que no verás en ningún otro rincón; desde sus montes se aprecian pictóricas estampas; la magia del cine planea sobre sus calles hasta apoderarlas durante una semana; fue, es y será cobijo de magos como Balenciaga o Berasategui; y por extraño que parezca, cada nota de sabor en sus platos resulta tan endémica como familiarmente reconocible. Visitar San Sebastián es ver, sentir y probar magia. En Gabol cogemos la mochila y recorremos sus calles en 24h, dispuestos a mostraros sus imprescindibles y las mejores direcciones de la ciudad vasca.

Playa de La Concha.

.

Un paseo antes de desayunar 

Si hay algo que los donostiarras aman hacer a primera hora de la mañana es pasear por la orilla o el paseo de su querida playa de La Concha. Si nunca has visitado esta emblemática playa, icono de la ciudad, a primera hora ¡no debes perdértelo! Cientos de personas aprovechan temprano para disfrutar de un agradable paseo tanto por su orilla como por el largo paseo que la acompaña, y disfrutar del fresco de la mañana a la vez que hacen ejercicio. Es verdaderamente espectacular y energizante disfrutar del amanecer junto a tantos transeúntes. Si te animas, te recomendamos una de las rutas más clásicas que comienza en La Concha y llega hasta el Peine del Viento, otro de los puntos míticos de la San Sebastián, un conjunto de esculturas de Eduardo Chillida sobre una obra arquitectónica del vasco Luis Peña Ganchegui.

Peine del Viento.

.

Desayuno tradicional

Tras el agradable paseo, lo mejor es disfrutar de un buen desayuno con productos típicos de la repostería donostiarra. Entre nuestra recomendaciones, dos hornos con muchísima tradición en el centro de la ciudad: Izar, situado en la Calle Mayor, en pleno casco antiguo de la ciudad, y Aguirre, a unos pocos metros de la anterior en el Bulevar Zumardia, donde os recomendamos probar su delicioso brioche.

Pastelería y panadería Aguirre.

.

Una mañana de paseo por el centro

San Sebastián es una ciudad para andarla. Su recogido tamaño y la belleza de sus calles hacen de ella una ciudad perfecta para disfrutarla andando. Sus calles peatonales, sus amplias avenidas y bulevares, el río Urumea y sus playas, son un placer con el que recrearse. Partiendo de La Concha, merece la pena pasear por el puerto marítimo de la ciudad, y de ahí llegar hasta la Parte Vieja. Ésta es la zona más antigua de San Sebastián, ¡piérdete sin miedo por sus calles peatonales! Aprovecha sus plazas para relajarte y déjate seducir por la mayor concentración de bares del mundo para tomar sus famosos pinchos (más adelante te recomendamos algunos de los mejores 😉 ).

..

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Otra de las zonas ideales para pasear es la zona comercial, justo al otro lado del Bulevar Zumardia que divide ambas partes. Una zona donde conviven las grandes firmas y cadenas internacionales de moda, con exclusivas tiendas propias de la ciudad como las tiendas de hogar y diseño Kado y Valentina, la tienda de ropa Clochette o la zapatería Kokékokó. Y para completar el paseo, qué mejor que pasear a orillas del río Urumea y llegar hasta el Kursaal, otro de los grandes emblemas de la ciudad, un complejo arquitectónico proyectado por Rafael Moneo.

Río Urumea a su paso por San Sebastián.

.

Para comer: pescado en Guetaria 

En San Sebastián hay mil y una opciones para comer, desde restaurantes de Estrella Michelin hasta bares con una oferta de pincho capaz de hacerte enloquecer. Sin embargo y pese a que cualquier plan para comer en San Sebastián es ya un lujo en sí mismo, en Gabol te proponemos un clásico: pescado fresco de Guetaria. Esta pequeña ciudad costera a pocos kilómetros de San Sebastián es famosa por preparar un exquisito pescado fresco a las brasas, y por ser el hogar de Cristóbal Balenciaga, maestro de la costura de reconocido prestigio mundial. Si decides acercarte a comer a una de sus terrazas, te recomendamos el restaurante Mayflower donde preparan un rodaballo exquisito y una tarta de queso casera de 10. Y tras la comida, no puedes dejar Guetaria sin visitar el museo de Balenciaga.

Rodaballo en el restaurante Myflowers de Guetaria.

Detalle de vestido de Balenciaga en su museo de Guetaria.

,

Tarde de playas

Las playas de San Sebastián son uno de los mayores atractivos de la ciudad. Os proponemos una tarde de relax paseando por ellas: La Concha, protegida por la barandilla de la Concha y separada de la ciudad por el Paseo de la Concha, su fama ha ido creciendo desde que a primeros del Siglo XX la Reina María Cristina le otorgase el título de “Playa Real”. Playa de La Zurriola es la playa del barrio de Gros, referente en el mundo del surf y un lugar ideal para aprender a desenvolverse en este deporte. La playa de Ondarreta es la más familiar de todas, separada de la playa de La Concha por el peñón de Loretopea (justo debajo del Palacio Miramar). Por último, la playa de Santa Clara sólo sale a relucir en marea baja, por lo que disfrutar de ella no está al alcance de todos.

Playa de Ondarreta.

Playa de La Concha.

.

Atardecer en el monte y cena de pinchos

Llega la noche y os proponemos un paseo por alguno de los montes de San Sebastián donde disfrutar de un fabuloso atardecer con vistas. El Monte Igeldo es el más turístico y el que posee las mejores vistas de la ciudad. El Monte Urgull, que tiene un paseo estupendo al que se accede desde la Parte Vieja. Y el Monte Ulía, el más salvaje de todos, un paisaje muy verde que apenas deja ver las vistas hasta llegar al Fuerte de Monpás.

Como broche de oro para acabar el día, una cena de pinchos y tapas acompañadas de un buen Chacolí por la Parte Vieja de San Sebastián. Éstos son algunos de los más populares: Goiz Argi, Egosari, Bartolo, Borda Berri, Txepetxa, Zeruko, Néstor, La Cuchara de San Telmo, La Viña, Dakara Bi, Gandarias, Paco Bueno o Atari Gastroteka. Y para cerrar la noche, dos grandes hoteles: Hotel María Cristina y Hotel de Londres. 

Hotel Inglés de Londres.

.