¿Buscando planes para estas fechas? Tenemos 14 escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana a pie de naturaleza que extinguirán tu morriña veraniega y os harán disfrutar a toda la familia, en la que muchos consideran la mejor época del año para viajar. 


.

Aves, paseos en barca y cocina tradicional en La Albufera 

Comenzamos con un clásico: La Albufera y el Parque Natural de El Saler. Entra en contacto con la naturaleza en un paisaje singular y lleno de belleza a unos pocos kilómetros de la ciudad. Te recomendamos que des un paseo en barca para entrar en contacto con la fauna y la flora de la Marjal, recorras algunas de sus rutas de senderismo y termines disfrutando de plato típico de la zona como  el ‘all-i-pebre’: un guiso de anguila, pimentón, ajo y patatas.

Además, este mes de octubre se celebra el Día Mundial de las Aves (concretamente el día 3), promovido por BirdLife Internacional y desarrollado en España por SEO BirdLife. No se nos ocurre pues mejor momento para recorrer este extenso humedal, declarado parque natural, donde han registrado más de 350 especies diferentes de pájaros. El Raco de l’Olla, la laguna de la Albufera, la Devesa del Saler, La mata de El Fang, Tancat de la Pipa y Marjales.

La Font Roja, bosques de cuento para disfrutar en familia

Si hay un momento perfecto para visitar el parque La Font Roja, un tesoro enclavado en los términos municipales de Ibi y Alcoi, ése es otoño. Su mayor atractivo es el bosque de carrascas, aunque reúne también numerosos arces, fresnos, tejos y otros árboles caducifolios, que en estas fechas llenan el paisaje de tonos ocre y caldera. Os recomendamos si disponéis de tiempo y energía, subir a la cima del Menejador y disfrutar de sus vistas privilegiadas. Por último, de camino a Alcoi es interesante para a visitar el Barranc dels Cinc, emblema del municipio y albergue de yacimientos arqueológicos y varias fuentes.

Escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana - Gabol

Imagen TravelOnWay con mochila Accessories Gabol.

Montanejos, baño de reyes todo el año 

Otra bonita escapada de otoño es Montanejos con sus conocidas piscinas naturales. Entre las rocas brota un manantial del que emanan 6.000 litros de agua por minuto, a una temperatura constante de 25 grados, que van formando las piscinas a lo largo de la desembocadura en el Mijares. En ellas se bañaba el monarca Abu Zayd, el último gobernante almohade de la zona; una fuente de siete caños lo recuerda en su inscripción y preserva las principales bondades de su agua: belleza y juventud. Y si esto último te interesa, atención porque aprovechando sus mismas aguas, a la llegada al pueblo, se construyó el Centro de Hidroterapia, un establecimiento terapéutico y estético de baños a cubierto y multitud de tratamientos estéticos.

Serra Gelada, mar y montaña

Un buen lugar donde dar rienda abuela a la nostalgia del verano y abrazar las bondades del otoño es Serra Gelada, donde se encuentra el conocido municipio de blancas casitas y estrechas calles, Altea. Un enclave perfecto para disfrutar de senderos de terreno escarpado y vientos marinos, con panorámicas se quedarán grabadas para siempre en la retina de toda la familia.

Serra d’Irta, una sierra a orillas del mar 

Otro gran enclave de sierra próxima al mar perfecto para escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana, es el parque natural de la Serra d’Irta, que se extiende por los municipios de Peníscola, Alcalà de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis. Las calas y los acantilados son el paisaje imperante en su travesía, pues la sierra transcurre paralela a la costa. Un lugar ideal para visitar con niños y disfrutar de caminatas, paseos en bici por los meandros del parque y descubrir castillos, ermitas, antiguos hornos de cal y torres vigías.

El Barranc de L’Encantá y su leyenda mora 

Viajamos de nuevo a la época del imperio musulmán en el municipio de Planes, al norte de la provincia de Alicante. Allí se esconde otra de las maravillas de interior de la Comunidad, las gargantas de piedra del Barranc de L’Encantá, nombre que proviene de una leyenda mora. Según cuentan, ‘los moros escondieron un fabuloso tesoro en una cueva del barranco y que para su custodia lo dejaron bajo la protección de una doncella encantada, que, una vez cada cien años, se deja ver entre las solitarias peñas del barranco y quien la encuentre será el dueño de las fabulosas riquezas ocultas por el encantamiento’, relata la Guía del Turista de la Marina y Costa Blanca. Y escondido en su frondosidad se encuentra otro tesoro natural que merece la pena alcanzar: el Gorg del Salt, un pequeño lago con una cascada al que se accede a través de una estrecha pista forestal.

Alcossebre, buceo en calas secretas 

Cambiamos de tercio para proponerte otra de las grandes escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana: buceo en Alcossebre. Al sur de la Serra d’Irta se encuentra este pueblo costero popular en la época estival con una vegetación semiárida y numerosas calas de agua cristalina secretas todavía para muchos. Si te gusta descubrir las maravillas del fondo marino, te proponemos que hagas las maletas y te pierdas por estos lares con tu equipo de esnórquel o buceo, y disfrutes de la costa fuera de temporada.

El Puig Campana, para muchos las mejores vistas de la Comunidad

Si hay un mirador que no podía faltar en las escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana ése es el Puig Campana. Situado en el término municipal de Finestrat, el Puig Campana es el perfecto pico, aquél que se alza con desmedida fuerza hacia el cielo para regalarle al mundo las mejores vistas de la Marina Baixa y sin duda, una de las mejores de la Comunidad. La cima se puede alcanzar desde numerosos senderos y se recomienda tener algo de experiencia pues su dificultad es media-alta.

Escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana - Gabol

Puig Campana – Gabol

El sendero de los puentes de Chulilla

¡Volvemos al interior de la Comunidad! Esta vez al paraje de las Hoces del Turia en el término municipal de Chulilla, a unos 60 kilómetros de Valencia, para conocer un peculiar paisaje que se ha se ha convertido en todo un atractivo de la zona: sus puentes de madera colgando sobre el cauce del río. Os animamos a hacer su ruta de los puentes de unos 5 kilómetros, y descubrir el origen de estas construcciones relativamente recientes, hechas con el fin de servir como puente a la población del municipio que hace 50 años se multiplicó con la obra del pantano de Loriguilla. La gran riada de finales de la década se los llevó por delante y en 2013 decidieron reconstruirlos como un homenaje a sus raíces. Podréis conocer además su espacio de pinturas rupestres y paisajes fluviales como el Remanso de las Mulas o el Charco Azul.

Guadalest, un viaje a la época medieval

Seguimos en la comarca de la Marina Baixa para conocer Guadalest, pueblo medieval con un impresionante castillo sobre un peñasco de 595 metros que domina el valle hasta llegar a la Sierra d’Aitana. El municipio, declarado de Conjunto Histórico-Artístico en los setenta, posee los rasgos típicos del interior alicantino de casas blancas enclavadas en las rocas, calles de piedra y maceteros. Y cuenta con dos barrios: el medieval con su impresionante castillo y el Arrabal a las faldas de la montaña.

La Tinença de Benifassà, el bosque encantado que todavía no conoces

Llegamos a uno de los secretos mejor guardados de las escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana: Tinença de Benifassà, un paraíso natural limítrofe con Cataluña y Aragón desconocido para muchos vecinos de la comunidad. Esta subcomarca comprende los municipios de La Pobla de Benifassà, Coratxà, El Boixar, Fredes, El Ballestar, Rossell, Bel, Vallibona y Castell de Cabres; y ATENCIÓN porque sus bosques son los más frondosos de la Comunitat Valenciana. Con aspecto de bosque encantado, perderse por su basta extensión es un regalo para adultos y niños que disfrutarán con sus centenarios árboles de raíces vistas, cuevas imposibles como la de l’Aire, pueblos deshabitados y escarpados relieves.

Morella y sus mil encantos

Y cómo no Morella, no podía faltar entre nuestras escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana. Esta localidad situada en la comarca de Els Ports (Castellón), es uno de esos pueblos más bonitos de nuestro país. Su castillo de construcción islámica y modificaciones medievales es un gran atractivo tanto en el horizonte como visita obligada. Y aunque el castillo eclipsa la atención, no hay que perderse la Iglesia de Santa María, un edificio de estilo gótico valenciano, ni las Torres de San Miguel, que protegen una de las entradas al municipio. Su gastronomía es otro gran atractivo: embutidos, guisos de carne de caza con setas de sus montes, croquetas morellanas, flaón, mantecados, piñonadas y carquinyols.

Escapadas de otoño en la Comunidad Valenciana - Gabol

Morella. Foto: Juan Carlos vía Flickr.

 Serra Calderona: picnics y rutas en familia

A tan sólo 20 kilómetros de Valencia capital se encuentra la Sierra Calderona, una de las más populares de la Comunidad y frontera natural entre las provincias de Valencia y Castellón. Es el lugar perfecto para escaparse a pasar el día en familia, hacer senderismo, preparara un picnic, etc. Sábados y domingos el área recreativa contigua al monasterio de Santo Espíritu, en Gilet, se llena de familias con niños. Y si buscas más intensidad, su pico más alto es el Montemayor. Pueblos como Serra, Segart y Olocau merecen una visita cultural y gastronómica, el almuerzo valenciano o esmorzar es una religión en estos pueblos de montaña.

El río subterráneo más largo de Europa

Y terminamos en las profundidades. En la Comunidad Valenciana hay cuevas de gran belleza e interés, como La Cueva de Don Juan en el municipio de Jalance, donde se pueden admirar formaciones rocosas de estalactitas y estalagmitas. Y las Cuevas de San José, en la Vall d’Uixó, el río subterráneo más largo de Europa donde, además, se han encontrado pinturas rupestres del Paleolítico. ¡Adéntrate en las profundidades de la tierra a bordo de una pequeña embarcación!

.

Te puede interesar leer: ‘Guía de viajes de Valencia: Barrio de Ruzafa’

.