Charlamos con Mª José Ventura, la mujer que creó el departamento de diseño de Gabol hace 20 años. Como cabeza de equipo, Ventura ha logrado consolidar la labor del departamento y contribuir al crecimiento de la empresa, gracias a un trabajo en equipo basado en la comunicación y la afección por sus creaciones. Su tesón, su inquietud y valentía son la siembra de un éxito compartido y un referente para todas y todos.


Mª José trabajando en diseños Gabol.

Estudiaste Bellas Artes, ¿alguna vez pensaste que serías diseñadora?

Nunca pensé que sería diseñadora. Le debo a mi padre una afición a la tecnología que me impulsó al mundo digital en una época en la que aún casi todo el mundo lo desconocía. Cuando salí al mundo laboral empecé a hacer cursos para formarme en esta nueva herramienta, que acabó siendo una revolución en el mundo profesional. Estábamos a finales de los 80.

Aquel conocimiento me abrió muchas puertas y me dio la oportunidad de trabajar en distintos sectores (artes gráficas, publicidad…). Esta experiencia laboral, junto con mi formación en BB.AA., me sirvieron para desarrollarme como diseñadora en Gabol.

Háblanos de tus inicios en Gabol.

Al terminar mis estudios, empecé a trabajar como diseñadora de mochilas escolares en una empresa. Después me hice freelance y comencé a colaborar con diferentes marcas como diseñadora, entre ellas Gabol.

En aquel momento, el producto de colegial empezó a ganar relevancia en la empresa. Querían desarrollar estampados propios, por lo que hacía falta gente que supiera crear y dibujar. Fue entonces que Francisco Gallego, gerente de la empresa, decidió crear un departamento de diseño para Gabol y contó conmigo como responsable.

Creaste el departamento de diseño de Gabol desde cero. ¿Cómo fueron esos inicios?

Francisco confió en mí para llevar a cabo la creación íntegra del departamento de diseño. Decidí qué equipo necesitábamos, tanto material como humano. Y establecí las bases de su funcionamiento.

Fue un gran salto para la empresa, pues suponía apostar por el diseño propio, algo que nos podría diferenciar de la competencia. Para mí fue también un gran reto. Cuando diseñas como freelance te responsabilizas de una parte del trabajo artístico, cuando te ocupas del diseño desde dentro de la empresa, asumes muchas más partes del proceso.

Mª José trabajando con una paleta cromática.
Mª José junto a uno de los diseños Gabol.

¿Cómo afrontaste tu responsabilidad como responsable del departamento?

Con mucha ilusión y ganas de aprender. Creamos el departamento hace 20 años y desde entonces hemos ido aprendiendo y evolucionando todos juntos, perfeccionando nuestro método de trabajo para adaptarlo a la empresa.

He crecido profesional y personalmente con este equipo. Tuve que formarme en dirección de equipos, procesos de organización, coaching y liderazgo, además de aprender inglés ya de adulta. Y siempre he tratado de trasmitir al equipo todo este espíritu de superación e implicación.

He tenido la suerte de contar con un gran equipo de diseñadores, muy implicados, lo cual es imprescindible porque diseñar sin motivación es imposible. Creo en el resultado del trabajo en equipo y en la competencia sana, que no en la competitividad. Por ello siempre he fomentado la comunicación: compartir conocimientos, poner en común el trabajo y admirar lo que hacen tus compañeros.

¿Es el trabajo en equipo la clave del buen funcionamiento del departamento de diseño?

Creo que sí. Para mí ha sido fundamental la confianza y el trabajo en equipo. Que todos estemos seguros de lo que estamos haciendo e implicados con nuestra labor. Cuando han venido malos tiempos, el sentirte parte de un equipo, esa afección por tu empresa y el amor por tu trabajo, nos ha permitido seguir adelante con un talante positivo.

El trabajo en equipo ha servido también para unificar criterios. Todo el producto Gabol es práctico, funcional y alegre. Esa conexión debe existir entre todos los catálogos porque es la base de nuestra marca. Y ese logro creo que en parte es mérito de nuestra forma de trabajar.

Es por ello que me siento muy orgullosa de haber forjado las bases del departamento gracias al apoyo de nuestro gerente, nuestro director de marketing, Javier Gallego, y nuestro trader, Francisco González. Entre los cuatro hemos logrado un engranaje cada vez más perfecto, que hace que el trabajo fluya y mejore cada día.

Parte del equipo de diseño Gabol.

¿Cómo has vivido la evolución de Gabol hasta convertirse en una empresa líder en su sector?

Como departamento de diseño, el listón está muy alto y hay que mantenerlo ahí. Tenemos mucho feedback de los clientes y eso hace que podamos centrarnos en lo que se demanda.

Personalmente he vivido esta evolución como parte de mí. Me he sentido responsable de cada colección y su acogida en el mercado, aunque no la haya diseñado yo misma. Cada producto de Gabol es como un pequeño hijo mío.

¿Cómo has vivido tu desarrollo como profesional en la empresa?

Con orgullo y con total confianza. Mi siento orgullosa de haber logrado, con mi equipo, que la empresa haya alcanzado el puesto en el que está y que el departamento de diseño tenga la relevancia que tiene hoy día en la empresa. También de haber formado un gran equipo de profesionales trabajando en sintonía.

.

¿De qué te sientes más orgullosa?

Sin duda, de la evolución del producto. De lo bien diseñado, producido y supervisado que está. Me siento muy orgullosa de cada catálogo y cada producto. ¡Cada vez que veo a alguien con un producto Gabol me emociono como el primer día!

Y por supuesto, me siento orgullosa de mí. De haber evolucionado como profesional, de haber aprendido y seguir haciéndolo, formándome en cuestiones relacionadas con el diseño y en otras disciplinas distintas. Las mujeres debemos ser ambiciosa con nuestras carreras a cualquier edad.

Mª José trabajando en sus creaciones Gabol.