Descubrir nuevos sabores es uno de los grandes alicientes y placeres del viajar. Restaurantes, platos y recetas que nos mueven a visitar otras culturas, ciudades y países. Como Bao London, un restaurante ubicado en el Soho londinense, de ambiente hygge y especializado en baozi, el famoso bollo chino cocinado al vapor y típico de la cocina china, por el que merece la pena cruzar Europa. 


Viajar es descubrir nuevos sabores, restaurantes y recetas diferentes; y para muchos constituye una de las principales motivaciones para coger la maleta y salir a conocer mundo. Una razón más que atractiva, ya que pensar en probar las especialidades gastronómicas de pueblos, ciudades y restaurantes de todo el mundo, es un verdadero placer por el que moverse. Y hablando del placer de viajar por saborear, en Gabol queremos descubrirte recetas, costumbres, platos y restaurantes por los que merece la pena visitar un lugar, y en esta ocasión nos trasladamos a Londres. Allí, el baozi -un plato típico de la cocina china- cruza medio mundo para hacer de Bao London, un restaurante especializado en versionarlo, una buena razón para visitar la capital inglesa.

El baozi es un típico plato de la cocina china consistente en un bollo de pan de leche cocinado al vapor y relleno de diferentes condimentos como carne, verduras y salsa. Una delicia que se ha extendido por el mundo con versiones de todo tipo. Concretamente en Londres, a kilómetros y kilómetros de distancia de su China natal, el baozi otorga nombre y sentido a Bao London, el restaurante que para muchos prepara los mejores baozi de la ciudad.  Según cuentan en la web de viajes Melting Butter, los baozis de Bao poseen tal genial equilibrio de sabores que te hacen plantearte: ‘¿cuántos baozi por personas son socialmente aceptables?’ . 

Tal y como muestra su página web, Bao London tiene tres restaurantes en la capital inglesa, pero es su local del Soho la máxima expresión de su genialidad. Un pequeño y pintoresco local (donde experimentar el hygge en bucle), con una cocina totalmente equipada, gran calidad y altas dosis de creatividad, que han permitido perfeccionar, más si cabe, los clásicos de la casa nacidos en el mercado de Netil. Una brillante mezcla de ingredientes que hacen de cada baozi un bocado único, y que en Melting Butter describen como: ‘económico con los sabores, aprovecha sólo las notas cruciales que se reúnen en su conjunto’

(P.D.: Si todavía no has sentido unas ganas locas de hacer tu maleta e irte a Londres para darle un bocado a este pedazo de cielo, es que necesitas ver con atención la imagen que hay justo debajo de estas líneas. Bon voyage!).