Llegan las Navidades y muchos de nosotros viajamos con regalos para reunirnos con nuestra familia o amigos. Queremos que lleguen en perfecto estado y muchas veces puede que no sepamos cuál es la mejor forma de lograrlo. Aquí van unos útiles consejos para viajar con regalos que harán que tus encargos de Melchor, Gaspar y Baltasar lleguen sanos y salvos a su destino.


.

Elige maleta rígida

Este tipo de maletas son siempre preferibles frente a bolsas de viaje y maletas de cubierta blanda, pues en ellas podemos empaquetar los regalos de la misma manera que lo haríamos en una caja para enviar por correo. El truco está en distribuir el peso de manera adecuada y utilizar los calcetines y camisetas para proteger objetos más frágiles.

Envuelve al llegar a tu destino

Si viajas en avión, el control de seguridad del aeropuerto puede estropearte la sorpresa al querer abrir el regalo. Por ello te recomendamos que viajes con el regalo sin envolver y con el papel y los detalles que quieras ponerla para hacerlo en el destino. Además, si lo llevas ya envuelto es posible que el papel se arrugue dentro de la maleta. Y si no tienes más remedio, te aconsejamos que lo empaquetes con un papel sencillo y al llegar añadas un lazo o un detalle llamativo y muy rápido, que le aporte ese toque de distintivo.

Si llevas el regalo envuelto en tu maleta 

Tal vez no puedas esperar a envolver tu regalo al llegar al destino, en ese caso te recomendamos que lleves tu paquete ya envuelto o sin volver dentro de una bolsa rígida. Si es bonita, puedes utilizarla ya como envoltorio, y si no, de todos modos te servirá para proteger el regalo y su papel.

Artículos prohibidos como equipaje mano

De nuevo, si viajas en avión evita que tu regalo no se quede en los aeropuertos por no estar permitidos en cabina. Importante evitar en tu maleta de mano: Perfumes o cremas de más de 100 ml de líquidos, juguetes que simulan armas y cierto material deportivo.

Restricciones aduaneras

Dependiendo del país al que viajes pueden haber restricciones aduaneras aplicables al equipaje facturado, sobre todo en lo referente a alimentos.

Regalo voluminoso o pesado

Si viajas con un regalo muy grande o pesado, seguramente sea más cómodo y económico enviarlo a través de una empresa de mensajería. Tanto el precio del sobre peso como los desplazamientos pueden ser todo un calvario con un bulto muy aparatoso.

Regalo valioso o frágil

Si transportes un regalo valioso o frágil, lo mejor es que lo transportes en una mochila específica que puedas controlar en todo momento y con la que puedas tomar todas las precauciones. Si viajas en avión, tal vez la mejor idea es adquirir embarque prioritario con tu billete. De ese modo podrás colocar con calma y espacio tu equipaje de mano, ya que varias aerolíneas colocan el equipaje de mano excedente en la bodega.

Regalo frágil y no excesivamente valioso 

En esta categoría entrarían regalos como una botella de vino. Para ello, lo mejor es envolverlos con plástico de burbujas o con ropa y situarlos en el centro de la maleta, para mejorar su resistencia. Por otra parte, en el caso particular de las botellas con líquido es bueno meterlas primero en una bolsa de plástico, para que en caso de que se rompa durante el viaje, no nos manche toda la maleta.

Tarjetas de regalo 

Una manera de evitarse complicaciones y no estresarse en estas fechas, es decidirse por la opción de regalar tarjetas regalo de grandes superficies, prendas de ropa , libros, libros electrónicos, música o contenido audiovisual.

.