Cuando viajas tu maleta es tu tesoro. En ella llevas tus valiosas pertenencias con las que esperas disfrutar de tu estancia, por eso, aterrizar en el aeropuerto y descubrir que tu maleta no llega es todo un fastidio. Estos desafortunados episodios escapan a nuestro control, sin embargo existen precauciones que podemos tomar para minimizar las posibilidades y consecuencias de una posible pérdida o robo. En Gabol te proponemos estos 8 consejos para no perder la maleta viajando. 


.

1. Identifica y personaliza tu maleta

Una de las primeras cosas que debes hacer antes de salir de viaje es identificar tu maleta con elementos distintivos, personalizarla. Un pañuelo, una cinta de color, tu nombre en una pequeña tarjeta, pegatinas… Serás capaz de reconocerla al instante cuando pase por la cinta transportadora.

2. Pon un mensaje simpático

Si pierdes la maleta te será de gran ayuda poner un mensaje simpático en tu maleta, dirigido a aquéllos que la encuentren como: ‘Si te encuentras esta maleta devuélvela por favor’ y añade en un tarjetero de viaje tus datos personales: nombre, dirección y teléfono de contacto. Con un poco de suerte la persona que la encuentre empatizará contigo y te la hará llegar.

3. Lleva encima lo más importante 

Cuando prepares tu maleta y sobre todo si la vas a facturar, trata de dejar fuera de ella las cosas de máximo valor, como el dinero, tu documentación u objetos personales necesarios. Llévalo en tu mochila o bolso, o hazte con un  organizador de viaje o billetero de viaje que puedas llevar siempre encima. La maleta te la podrán robar, se podrá perder o te la podrán retener en los controles del aeropuerto, pero al menos tendrás lo imprescindible y principal para seguir disfrutando de tu viaje.

4. Divide y vencerás

Dividir siempre es una buena idea cuando preparas tu equipaje. Si llevas más de una maleta (o si tus acompañantes llevan maleta), trata de repartir tus pertenencias e intenta incluir al menos una muda en tu equipaje de mano Eso te ahorrará dinero e inconvenientes si te quedas sin maleta.

5. Mucho ojo

Parece un tópico pero prestar atención a tus pertenencias es siempre fundamental para evitar robos. Los despistes abundan en este tipo de situaciones como son los traslados en los viajes, y por eso suelen ser las ocasiones preferidas para actuar de los cacos u oportunistas. Así pues, tanto si estás esperando tu equipaje en la cinta, como si estás en cualquier otro lugar con tus pertenencias cerca, siempre mucho ojo.

6. Comprueba, comprueba, comprueba…

Comprueba que la etiqueta que la persona del mostrador de facturación pone en tu maleta (antes de mandarla al otro lado del mundo) coincide con tu destino y número de vuelo. No pierdas el número que va asociado con tu maleta, éste será el único documento que te pedirán si la compañía la pierde. Y al llegar a tu destino, comprueba también esta etiqueta en tu maleta cuando la recojas de la cinta transportadora.

7. Prepárate para el ‘por si acaso’

Como ves, en lo que a pérdida o robo de maleta se refiere nunca se es demasiado precavido. Otra de las cosas que puedes hacer antes de viajar en avión es buscar los números de contacto de la aerolínea con la que vuelas. Si cuando aterrices te das cuenta de que han perdido tu maleta, tener el número de teléfono adecuado puede ahorrarte tiempo y esfuerzo, sobre todo cuando tu compañía no tiene oficina de atención al cliente en tu aeropuerto de destino.

8. Mantén una actitud positiva 

Después de todo, la actitud con la que afrontamos las cosas es lo que más importante. Y es que, puede que pese a tomar todas las precauciones posibles termines perdiendo tu maleta, pues bien, es el momento de sacar la energía positiva y afrontar la situación con eficacia, paciencia y buen humor. Sabemos que es difícil, pero una buena actitud frente a los problemas e inconvenientes de la vida siempre es mejor; atraerás lo bueno y conseguirás una mayor y mejor atención por parte de los demás.

.