Europa está repleta de maravillosos destinos para viajar con niños. Estos pequeños grandes sabios -los más exigentes y agradecidos de todos- disfrutan, aprenden y crecen con cada aventura, por eso merece la pena compartir viajes en familia en destinos que les motiven y les hagan sentir cómodos. Como estos 5 rincones de Europa. Naturaleza, curiosidades, rica cocina y hasta algo de magia.  


.

1.  Bosques y Papá Noel en Helsinki, Finlandia

Bosques de ensueño a una parada de metro. Si viajas a Helsinki, la magia de estos bosques de película está a tu alcance con toda comodidad. La capital finesa es una ciudad preciosa para descubrir durante todo el año. Sus poderosos inviernos y sus verdes veranos hacen de ella un destino ideal para viajar con niños. Además, ¡importante! Si quieres sorprender a tus peques en tu viaje a estas frías tierras: visita a Papá Noel. Desde Helsinki parte el Santa Claus Express, uno de los trenes nocturnos más entrañables del norte de Europa, que conduce a Rovaniemi, el mismísimo hogar de Papá Noel.

.

2. Paseos a orillas del río en Dordoña-Perigod, Francia

La región de la Dordoña y Perigord es una de las zonas más orientadas al turismo familiar de Francia. Paisajes de media montaña y campiña, ríos (Dordoña, Vézère, L’Auvézère, La Dronne y L’Isle), bosques frondosos y pueblos de postal llenos de vida. Sus ríos navegables y sus relajadas orillas convierten esta zona de nuestro país vecino, en un lugar ideal para viajar con niños. Campings y alojamientos rurales invitan a vivir una experiencia en pleno contacto con la naturaleza, donde realizar multitud de actividades al aire libre como visitar sus castillos medievales o practicar canoa.

.

3. El encanto del Alentejo en Portugal

Portugal es un país ideal para viajar con niños por su relax, sus paisajes y su buena cocina. El Alentejo es una región mágica (te puede interesar leer: ‘Alentejo, la región portuguesa de naturaleza inmaculada‘), una de las tierras más puras y autenticas de Portugal. Un paraíso rural de paisajes repleto de olivos y colores ocre, horizontes infinitos, pueblos pintados de blanco-mármol engalanados con murallas y torres medievales, y una costa atlántica intacta. Y una gran historia y riqueza cultural. Muy recomendable visitar Santarém, un mirador natural sobre el río Tajo. Imprescindible su capital, Évora, catalogada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Recuerdos del pasado en Portalegre, Beja, Monsaraz. Cielos estrellados para disfrutar bajo una buena manta, playas donde avistar delfines en libertad o itinerarios a pie y en bici para descubrir en familia en la recuperada ruta vicentina. Un lugar excepcional para cultivar la curiosidad de tus peques mientras disfrutas de paisajes de plena naturaleza.

.

4. Paisajes de cuento en el Tirol, Austria

Austria es un auténtico paraíso familiar. Al sur de Saltzburg, una ciudad para viajar con niños excepcional, y al este de Innsbruck, se encuentra Grösglockner, la cumbre mas alta de Austria con 3.797m. Desde el mirador de Franz Joseph Hohe se observa el glaciar Pasterze, un paisaje único. Como sacados de un cuento, los paisajes del Tirol no dejaran indiferente a tus pequeños. Puedes hacer numerosas excursiones aptas para niños, donde disfrutar de la rica flora y fauna del lugar. Los valles de Hintertux, Sölden (con la carretera mas alta de Europa) y Stubai, y la cascada de Gerloss son auténticos tesoros para toda la familia. (Te puede interesar leer: ‘Guía de viajes de Viena‘).

.

5. El Valle de Aosta, montaña y buenas pizzas en Italia

Italia siempre es una buena opción para viajar con niños. Su clima, sus paisajes y su rica-rica-rica comida (tradicionalmente deseada por los más pequeños)  convierten este país en un destino ideal para nuestros viajes en familiaEl Valle de Aosta se encuentra en los Alpes italianos, entre cumbres de más de 4000m.  Un lugar para relajarse y disfrutar en plena naturaleza. Desde Aosta se pueden programar interesantes excursiones a Courmayeur, Cervinia, Pila o Gressoney la Trinité. Y el puerto de Gran San Bernardo donde, uno de los puertos de montaña con más historia de los Alpes (Napoleon lo cruzó), donde a orillas de su impresionante lago donde los niños quedarán fascinados con paseos junto a perros San Bernardo. Según dicen los italianos, el Valle de Aosta es un mundo aparte, una zona mágica que goza de un clima, unas estaciones de esquí y unos paisajes únicos.

.

Imagen de portada: Alpes austríacos. Foto: Carlos Trujillo para Gabol.