Se acerca el día más romántico del año y qué puede haber mejor para celebrarlo que un viaje. ¡Una luna de miel al año no hace daño! Disfrutar perdidos en una ciudad donde nadie os conoce y conseguir parar el tiempo. Si buscas inspiración, descubre nuestros 5 destinos para San Valentín preferidos de Europa. Prepara tu maleta para una escapada romántica y pon rumbo a tu corazón. 


.

París 

París no puede faltar en ninguna lista de destinos para San Valentín que se precie. Si decides viajar a la ciudad del amor para celebrar este día tan especial, puedes visitar la Torre Eiffel, el Moulin Rouge, el Museo del Louvre, Montmartre, Saint-Germain, el canal Saint-Martine… Y muchos otros emblemáticas lugares, pero sobre todo trata de buscar vuestros propios rincones. París es la ciudad perfecta para perderse entre sus calles y las vistas de sus puentes. Te recomendamos el atardecer desde el Pont del Arts (¡no olvides dejar tu candado de amor!).

Venecia

Si viajamos a Italia, uno de los destinos para San Valentín imperdibles es Venecia. Las 120 islas que unen los puentes de Venecia encierran una magia especial que resulta el escenario perfecto para celebrar esta esperada cita. Por sus canales, miles de enamorados se agarran las manos; su bucólica aura te invita a pasear entre sus calles, visitar sus iglesias y palacios, y disfrutar de una cena mágica en la quietud de la noche en Torcello -momento en el que la mayoría de turistas se van y la ciudad parece distinta- o de un espectáculo en el Teatro La Fenice.

San Petesburgo 

Si te apetece viajar a un lugar frío y cargado de historia, San Petersburgo es tu destino para San Valentín. La ciudad más imperial de Rusia con una arquitectura que plasma su larga y turbulenta historia de zares. Disfruta de un atardecer mágico paseando sobre el río Nevá congelado, y recorre algunos de los más de 300 puentes que unen las 40 islas de la ciudad, como el famoso Puente de los Besos del 1738, donde con un besos los marineros se despedían de sus esposas.

Brujas 

Y de Rusia a Bélgica y concretamente a uno de sus destinos más visitados: Brujas. Una ciudad medieval romántica que en el pasado fue el centro de negocios de Europa. Sus calles empedradas, sus plazas Markt y Burg, y la cantidad de locales y tiendas pintorescas, convierten a Brujas en el destino perfecto para pasear y evadirse de todo en un ambiente romántico y casi mágico. El atardecer es también un momento especial, tonalidades azules brotan en el paisaje y los canales crean estampas para el recuerdo. Y como colofón, no dudes en degustar el chocolate en todas sus versiones, su gran especialidad.

Praga

Y para completar nuestro tour de destinos para San Valentín otra gran capital europea con historia y misterio: Praga. A orillas del río Moldava el romanticismo emana a borbotones. Cultura y arte en cada rincón de esta ciudad de calles empedradas cual cuento de hadas. Y por la noche, disfruta del jazz y el swing que numerosas bandas de las que tocan por las calles, ofrecen en los locales del centro, y no dejes escapar la oportunidad de degustar la amplia oferta de cervezas de alta graduación típicas de la República Checa.

.


Imagen de portada: Gabol.