Hay 5 claves para trabajar desde casa que son infalibles. Solo 5 te hacen falta para hacer frente a tu jornada laboral con energía y la mejor de las predisposiciones. Si eres nuevo en el teletrabajo -o incluso si llevas tiempo por estos lares- te recomendamos que eches un vistazo. Sencillas, rápidas y súper efectivas.


.

1- Define un espacio de trabajo

Es fundamental que elijas en qué lugar de la casa vas a trabajar y respetes esta zona al máximo. Busca un lugar tranquilo, donde nadie te moleste. Trata de hacerte con una mesa cómoda y un asiento de calidad, con luz natural y buena ventilación. Organiza tus accesorios de trabajo, decóralo -¡prepara este lugar para inundarte de buen rollo!- y recuerda que es primordial que trates de desarrollar tu jornada en ese espacio.

2-¡Vístete!

Nada salir de la cama y sentarte en el escritorio con lo puesto. Una de las grandes claves para trabajar desde casa es considerar tu jornada tal y como si la vivieras fuera de tus fronteras hogareñas. Trata de vestirte de igual modo que si fueras a salir. Tomar una ducha y vestirse no solo mejora tu estado corporal, sino que te prepara mentalmente para comenzar a trabajar.

3- Límites

Estás en casa, de acuerdo, pero no eres un 24/7. Trata de seguir tu horario, establece tus límites de trabajo, respeta tus momentos de descanso. Ésta es quizá una de las claves para trabajar desde casa más importantes para garantizar tu salud laboral. Si tu empresa te establece un horario, ¡síguelo! Empieza y termina a la misma hora que de costumbre. Si lo estableces tú mismo, sé respetuoso con tu tiempo y equilibra tu trabajo con tu descanso.

4- Comunícate pero sin excesos

Trabajar desde casa no debe ser sinónimo de estar incomunicado. Hoy día disponemos de todo tipo de tecnologías que nos permiten estar en contacto con nuestros compañeros, responsables, clientes, etc., de forma rápida y directa. Aprovecha esta ventaja para mejorar tu calidad de trabajo, bien por una cuestión práctica para el desarrollo de tu actividad, bien por una cuestión social: te vendrá bien compartir tus inquietudes con los demás.

Y cuando hablamos de comunicarte, hablamos de hablar, nunca mejor dicho: el mail es muy eficaz, pero hablar a las personas y tener una conversación puede ser mucho más estimulante y productivo. Eso sí, establece límites también con las comunicaciones: muchas veces tendemos a comunicarnos en exceso cuando trabajamos desde casa por eso de querer ‘ser vistos’. Está bien, pero no te excedas. Lo importante para medir tu eficiencia serán tus resultados, no tus horas.

5- Descansa con regularidad

La última de las claves para trabajar desde casa es el descanso durante la jornada. No nos cansaremos de decir que trabajar desde casa no es sinónimo de trabajar intensivamente o como un reloj. Aprovecha que tienes la posibilidad de tomar tus breaks y trata de respetarlos. La rutina es fundamental pero sin caer en la monotonía. Levántate y muévete. Estudios científicos demuestran que son más beneficiosos los descansos cortos durante el día que las pausas más largas pero menos frecuentes.

Te proponemos la técnica Pomodoro, un método de gestión del tiempo para estructurar y garantizar tus descansos que divide tu jornada en bloques de 25 minutos de trabajo y cinco minutos de descanso.

.

Imagen de portada Gabol. Portafolio Alpha.