Comprar billetes, hacer maletas, idear planes y lanzarse a la aventura. Viajar es un placer, y lo mejor: es un placer saludable (no todos pueden decir lo mismo). En el Día Mundial de la Salud, que conmemora la creación de la OMS hace 71 años, destacamos 5 beneficios para la salud de viajar. 


.

Corazoncito fuerte

Uno de los principales beneficios para la salud de viajar es que reduce el riesgo de padecer infarto de miocardio. Las vacaciones son buenas para la salud (¡si ya lo decías tú!), pues según demuestran algunos estudios los hombres que viajan con frecuencia tiene un 21% menos de probabilidades de sufrir un ataque al corazón. La actividad física de los viajes es muy beneficiosa para cualquier persona, sobre todo para aquellas que llevan una rutina cotidiana muy sedentaria.

.

Adiós estrés. Hola bienestar

La reducción del estrés es uno de los más contrastados beneficios de viajar. Dejar atrás las angustias, las obligaciones y las ataduras de la rutina (por pocos días que sean) es una bocanada de salud. Eso sí, no nos descuidemos porque existe también el   «estrés vacacional» fruto de las tensiones en los preparativos o durante el viaje (miedo al robo, miedo a no verlo todo, dificultad en la comunicación, etc). Como cualquier actividad que suponga exporte a algo desconocido, el riesgo de tener complicaciones siempre está, eso sí, no las generes tú mismo sin razón y sobre todo trata de tornarlo todo con buena actitud, será la mejor forma de hacer de tu viaje una experiencia saludable.

.

Cerebro: ‘Gracias, amigo’ 

¿Sabias que nuestras neuronas pueden crear nuevas conexiones o incluso podemos crear nuevas neuronas a lo largo de todo la vida? Pues bien, según la Sociedad Española de Neurología, para lograrlo hay tres aspectos esenciales: enfrentar nuestro cerebro a la novedad, la variedad y el desafío. Viajar cumple con los tres. Al viajar aprendemos y memorizamos, un desafío para nuestro cerebro que lo estimula, lo vuelven más plástico y más creativo.  

.

Autoestima a prueba de balas 

Otro de los grandes beneficios para la salud de viajar es el fortalecimiento de la autoestima. Los viajes son siempre una suma de desafíos que nos exponen a situaciones distintas a las que debemos hacerles frente. Buscar los recursos para resolverlos y poder salir adelante potencia la autoestima como pocas otras cosas pueden hacerlo. La sensación de superar esas barreras y construir nuestra maleta de recuerdos es una fuente salud para nuestra autoestima. 

.

Bendita felicidad

Y por último, la estrella que guía nuestra vidas: la felicidad. Los viajes son un ponente generado de felicidad, mucho más que las cosas materiales. Las experiencias y sus recuerdos (en incluso su anticipación) nos brindan un placer y un bienestar más potente y duradero que la satisfacción de comprar.

.