¿Cuáles son las mejores piscinas naturales de España? Nuestro país está repleto de remansos naturales de idilio y aguas cristalinas. Recorremos algunas de las formaciones más conocidas de nuestras fronteras, donde disfrutar de un buen chapuzón sin la aglomeración de las playas y con tonos turquesa asegurados.


1. LAS CHORRERAS, CUENCA

Cuenca siempre sorprende. Las pozas de aguas turquesas de Las Chorreras del río Cabriel son todo paraíso en plena península, acompañadas de cascadas, rápidos y gargantas que no dejarán de deleitarte. 

2. FUENTES DE ALGAR, ALICANTE

Alicante es conocida por sus playas cristalinas, pero nada tienen que envidiarle Las Fuentes de Algar a tan solo 15 km de Benidorm. Estas piscinas naturales situadas a 3 km de Callosa d’en Sarrià -localidad mundialmente conocida por su producción de nísperos, ¡no dejes de probarlos frescos o en conserva!-, son uno de los enclaves de mayor valor ecológico de la zona.

3. GULPIYURI, ASTURIAS

Otra de las mejores piscinas naturales de España se encuentra en la costa de Llanes y Ribadesella, concretamente en la playa de Gulpiyuru. En este maravilloso enclave el agua se adentra y se cuela a través de las grietas de las rocas, formando una espléndida piscina de agua salada. 

4. POZAS DE MOUGÁS, PONTEVEDRA

Siguiendo por el norte, nos encontramos con otra de las otra de las mejores piscinas naturales de España: Pozas de Mougás, en el paso del río Mougás en la Serra da Groba. La singular combinación de la rocosa montaña y la fuerza del agua forman estas maravillosas pozas y cascadas. 

5. CASCADAS DE HUÉZNAR, SEVILLA

Y de norte a sur, llegamos a Sevilla. Emplazadas entre Alanís y San Nicolás del Puerto, en el Parque Natural Sierra Norte, las Cascadas de Huéznar son otro de los grandes tesoros naturales de la provincia. El baño en las cascadas no está permitido, pero aguas arriba, en la conocida como «playa de San Nicolás» ¡la experiencia es irrepetible! 

6. CANTONIGRÓS, BARCELONA

¡Un espectáculo salvaje digno de ver! Cantonigrós o la llamada: Roca Foradada, en la comarca de Osona a media hora de Barcelona, es un accidente natural de gran belleza. Su ruta hasta ellas cascadas es además una experiencia en sí misma, un camino de árboles ideal para recorrer con niños. 

Cantonigrós – Fuente: Wikipedia. Autor: Pallares.

7. LOS CHARCONES, LANZAROTE

Y como no podría ser de otro modo, viajamos a las islas Canarias para descubrir otra de las mejores piscinas naturales de España: Los Charcones, en Lanzarote. Su origen volcánico y la fuerza del Atlántico han formado estas piscinas situadas al sur de la isla, cerca del Faro de Pechiguera, en Playa Blanca.

8. POU CLAR D’ONTINYENT, VALENCIA

Una de las mejores piscinas naturales de la Comunicad Valenciana es el Pou Clar d’Ontinyent, sin duda el paraje fluvial más importante de la zona de Ontinyent. El río Clarinazo forma en las rocas calcáreas unas pozas de fondo cristalino que resultan irresistibles al baño. 

9. POZO PÍGALO, ZARAGOZA

Aragón posee también algunas de las mejores piscinas naturales de España, entre ella destaca el Pozo Pígalo en Zaragoza. Emplazada en los cauces del río Arba en Luesia, su entorno de pinos y rocas forman un conjunto delicioso convertido en destino veraniego por excelencia en la zona. 

10. LA GARGANTA DE LOS INFIERNOS, CÁCERES

Como colofón, viajamos a Extremadura, concretamente a las piscinas naturales de la Garganta de los Infiernos, situadas en la Sierra de Gredos, en pleno valle del río Jerte. Y es que lo tienen todo: belleza, tranquilidad y riqueza natural. Un total de trece piscinas naturales aptas para el baño y hasta para los saltos desde sus cascadas.